Antiespumante

Existen sustancias eficaces para evitar la formación de espuma (antiespumantes) o  para destruirla una vez que se ha formado (desespumantes). Esta distinción es normalmente ignorada y se maneja el término "antiespumante" para todos los productos que pueden realizar una u otra función.

Los antiespumantes son productos con baja viscosidad y facilidad para propagarse rápidamente en las superficies con efervescencia donde desestabiliza las láminas de espuma lo que provoca la ruptura de las burbujas de aire y el desglose de la espuma de la superficie.