Demulsificantes

El propósito de los demulsificantes es romper la emulsión para obtener crudo seco y agua limpia. Los demulsificantes pueden ser aplicados en un amplio rango de temperaturas para conseguir el resultado deseado. La selección adecuada (de acuerdo con las caraterísticas del fluido y la disponibilidad de facilidades de producción) y la aplicación son determinantes para un tratamiento exitoso.